IU exige a la Comisión Europea que garantice: "que los Estados miembros protejan la vida de las personas migrantes"

Pancarta Justicia
Sábado, 16 Noviembre, 2013

El eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer ha instado a la Comisión Europea a que utilice su iniciativa legislativa para proteger el derecho fundamental a la vida de los inmigrantes irregulares que no se encuentre bajo una decisión de retorno en territorio de la Unión.
La legislación europea expresa la obligación de garantizar los cuidados sanitarios básicos tan solo para los inmigrantes irregulares que hayan sido interceptados y vayan a ser devueltos. Los inmigrantes irregulares que no hayan sido interceptados, al no ser considerados sujetos de derecho, pueden ser abandonados a su suerte sin que ningún Estado miembro vele por sus derechos fundamentales, como ocurrió en el caso de Alpha Pam en Mallorca.
"La Directiva de retorno siempre ha supuesto un ataque a los Derechos Humanos, especialmente al derecho a la libertad de movimiento a la vez que también es una herramienta para permitir a los Estados miembros desentenderse de la propia vida de los inmigrantes irregulares", afirmó Meyer.
En la respuesta a dos preguntas anteriormente presentadas por el eurodiputado, sobre la negativa de atención sanitaria a inmigrantes irregulares en España, la Comisaria de Asuntos Internos, Cecilia Malmström, confirmaba que el derecho a la vida de los inmigrantes irregulares no está debidamente asegurado en dicha directiva.
"Apelando a los Derechos Humanos, recogidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, la Comisión tiene la obligación de garantizar que los Estados miembros protejan la vida de las personas migrantes, tengan documentos o no". "No podemos seguir aceptando las muertes por omisión de atención sanitaria", condenó Willy Meyer.
La pregunta presentada solicita que la Comisión Europea legisle para garantizar que se respete el derecho a la vida de todos los inmigrantes y elimine el vacío legal que supone la total desprotección de las personas inmigrantes irregulares.
Para Manel Carmona, Coordinador de Esquerra Unida de las Islas Baleares “las respuestas que ha dado la Comisaria de Asuntos Internos, Cecilia Malmström formuladas por Willy Meyer tras la muerte de Alpha Pam van contra el espíritu recogido en los tratados de la UE, por lo que con esta nueva interpelación la Comisión tiene la oportunidad de situar a las instituciones europeas en el marco de la defensa de los derechos humanos y del derechos a la vida”.
Para Carmona “la muerte de Alpha Pam sensibilizó a la ciudadanía, pero las rectificaciones posteriores en las orientaciones de la Consejería de Salud de las Baleares son del todo insuficientes, por lo que son necesarias directrices europeas que insten con claridad a los Estados miembros a garantizar de forma nítida la asistencia sanitaria a todas las personas, con independencia de la situación administrativa en la que se encuentren".