Álvarez Cascos busca que el dirigente y abogado de IU Enrique Santiago le pague 20.000 euros por su "ánimo de despedazarle públicamente" e imputarle "flirteo contra la corrupción" en el Caso Bárcenas

Intervención de Enrique Santiago
Sábado, 16 Noviembre, 2013

Santiago muestra su “absoluta tranquilidad” frente a esta acción judicial y señala que “pese a actuaciones de este tipo, que se suman a las ya emprendidas por el PP, IU y esta acusación popular que le representa no se va a desviar ni un ápice en su intento de aclarar todos los detalles que rodean este caso de supuesta financiación irregular del partido de Rajoy” El ex secretario general y ex tesorero del PP, Francisco Álvarez Cascos, hoy presidente de Foro Asturias, la formación creada a partir de sus graves desavenencias con la actual dirección ‘popular’, ha concretado ya su aireada intención de llevar ante la justicia a Enrique Santiago, miembro de la dirección federal de IU y abogado que coordina sus actuaciones en la investigación que se sigue en la Audiencia Nacional por la supuesta financiación ilegal del PP y el cobro de donaciones irregulares destapadas a partir de los denominados ‘papeles de Bárcenas’. Enrique Santiago ha recibido ya la citación para acudir próximamente a un acto de conciliación y la demanda correspondiente que acompaña a este tipo de actuaciones judiciales. En la misma, Álvarez Cascos cuestiona las actuaciones llevadas a cabo por Santiago en el ejercicio de su actuación profesional como acusación popular en la causa que se instruye en el Juzgado Central nº 5 de la Audiencia, así como las explicaciones de éstas ofrecidas públicamente, recogidas públicamente por diversos medios de comunicación, alguno de los cuales toma el demandante como base para actuar contra IU. En el texto de su demanda de conciliación, el dirigente de la derecha regionalista asturiana no sólo plantea que Santiago se “retracte públicamente” por los supuestos “daños morales” que dice haber sufrido debido a lo que tacha de “acusaciones difamatorias, calumniosas e injuriosas”. A partir de ahí, pide también una indemnización de 20.000 euros “que se calculan por ahora y sin perjuicio de ulterior valoración”, además del pago de las costas. En un tono muy particular y con una argumentación legal en algunos casos cargada de giros verbales trufados de dramatismo, los representantes legales de Álvarez Cascos –quien acudió a declarar como testigo a mediados del pasado agosto y a quien IU ha pedido que el juez Pablo Ruz impute en esta causa por su presunta vinculación con hasta 12 delitos- plantean que las imputaciones que atribuyen al dirigente de IU se hacen “para trepanar la dignidad” del político asturiano, “colocándola en una situación irreparable y probablemente irreversible”. En otro apartado, la demanda argumenta que el “ánimo” que subyace en las explicaciones dadas por Santiago sobre la supuesta vinculación de Álvarez Cascos con la recepción de donaciones irregulares en el PP por parte de constructores y el cobro de sobresueldos de sus dirigentes constatados por Luis Bárcenas en los documentos a los que ha dado validez el instructor es “despedazarle públicamente, y a todo aquel que le defienda (…) atacando gravemente su dignidad como político y como persona”. Enrique Santiago, tras la recepción de la citación judicial y una vez conocidos los argumentos de la demanda, muestra su “absoluta tranquilidad” frente a la argumentación realizada por el demandante. El dirigente federal y letrado de IU señala que “pese a actuaciones de este tipo, que se suman a las ya emprendidas por el PP, Izquierda Unida y esta acusación popular que le representa no se va a desviar ni un ápice en su intento de aclarar todos los detalles que rodean este caso de supuesta financiación irregular del partido que lidera Mariano Rajoy”. “No vamos a caer en trampa alguna –señala- que busque distraer nuestros esfuerzos en esta causa ni dejarnos impresionar por intentos de coartar o amedrentar nuestra actuación como acusación. Es bien conocida por todos la prudencia con la que estamos haciendo nuestro trabajo y todos los pasos dados tanto en la presentación de la querella original como en su ampliación realizada en septiembre están basados tanto en las pruebas documentales como testificales que se van incorporando a la investigación”. El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Madrid, sito en Capitán Haya, 66, ha citado a las partes implicadas en esta demanda para que comparezcan en el acto de conciliación el próximo día 17 de octubre a las 12,00 horas.