Papelillos de Marx Madera - Abril 2008

14/04/2008

Primavera, solo su mención evoca esperanza, resurgimiento .Si unimos primavera y abril la figura poética se convierte en otra palabra, en un grito, en una esperanza colectiva, en un hecho político en REPÚBLICA.

Porque eso es lo que fue la II República, un renacer de la primavera (en medio de ingentes dificultades), un camino nunca trillado por donde transcurrieron los anhelos de toda una generación de españoles y españolas. Hoy más de 75 años después la tricolor vuelve a ser la punta de lanza de un movimiento político incipiente pero arraigado en lo más profundo del acerbo cultural de la izquierda transformadora. La República vuelve, pero no como el ejercicio cívico o nostálgico que alguna mal llamada izquierda desearía. Vuelve para transformar la sociedad, para reivindicar su pasado y comprometerse con su presente.

Este abril metafórico no debe ser recuerdo, debe ser programa, debe ser ruptura y comienzo. Debe en fin ser el cordón umbilical de una nueva manera de estar y hacer en política marcada por la petición de un estado federal laico y solidario. Un estado que dignifique lo mejor de su pasado (luchamos por una verdadera Ley de Memoria Histórica) y que llegue por la voluntad compartida de una mayoría (a través de un proceso constituyente y un referéndum monarquía-república).

Tags: